lunes, 17 de octubre de 2016

Bundt cake especiado de manzana



Llevo siglos sin aparecer por aquí y, aunque os echo de menos, os comento que estoy concentrada en algo que me  rondaba por la cabeza desde hacía tiempo. Hace unos meses llegó a mí una frase que me hizo pensar: "Haz menos y sé más". En aquel momento no le hice mucho caso, pero la guardé en mi cabeza, hasta que, un día me dí cuenta de que no paraba: trabajo, casa, familia, blog, más trabajo... Vivimos en una espiral de hacer, hacer, hacer y no parar y, a veces, es bueno parar, reflexionar y renovar energías. 
Precisamente en este momento estoy en ese período de renovación, no sé muy bien donde me llevará, pero sí sé que me apetece hacerlo.
Los que me seguí en las redes sociales, sabéis que sigo haciendo tartas, macarons y todo tipo de dulces, pero sin presión; como debe ser. Y así, hoy, vengo a veros y os traigo un bizcocho de esos que harán que vuestra casa huela de maravilla, no os extrañe si empezáis a recibir visitas atraídas por el aroma de las especias.
Las medidas de los ingredientes que os pongo es para un molde de 6 tazas, el mío es más grande, por eso se ve más bajito, si el vuestro es como el mío, podéis doblar cantidades, yo lo hice con estas porque no lo quería muy grande. ¿Estáis preparados? Pues allá vamos...



Ingredientes:

2 huevos grandes
80 gr. de mantequilla derretida 
1 yogur griego
200 gr. de azúcar morena
200 gr. de harina integral
medio sobre de Royal
1 cucharadita de canela en polvo
una vaina de vainilla raspada
una pizca de jengibre en polvo
una pizca de clavo en polvo
una pizca de nuez moscada
un puñado de nueces peladas y troceadas con las manos
Una manzana pequeña cortada a daditos

Elaboración:

1) Precalentamos el horno a 180º y engrasamos bien el horno.

2) Tamizamos la harina, la levadura y las especias y reservamos.

3) Batimos los huevos con el azúcar durante unos 2 minutos, incorporamos la mantequilla derretida y templada y seguimos batiendo.

4) Añadimos el yogur y, por último, integramos los ingredientes secos y las nueces a la masa.

5) Vertemos en el molde, golpeamos suavemente el molde contra el mármol de la cocina, así evitaréis que queden espacios huecos como los que se ven en las fotos, es una masa muy densa y tiene los trozos de manzana y nueces y horneamos unos 40 minutos o hasta que al pinchar el bizcocho con una brocheta, esta salga limpia.

6) Sacamos del horno, esperamos 10 minutos y desmoldamos.

7) dejamos enfriar sobre una rejilla y, si queremos, espolvoreamos con azúcar glas.


¿Qué os parece? ¿Os animáis? Hasta la próxima y millones de besos!!!!!






Sandra

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada