lunes, 29 de diciembre de 2014

Roscos de anís

Último lunes de este 2014, último post del blog de este año. No sé por qué a estas alturas sigo sintiendo la irremediable tentación de analizar el año que está a punto de acabar, haciendo balance y esperando que aquello que no me ha gustado cambie para 2015. Cada año igual, hacemos resoluciones para el año nuevo, que no sé en vuestro caso, pero en el mío, se suelen quedar en meras intenciones... Lo positivo del tema es que suelo pararme a reflexionar sobre lo nuevo que ha llegado en el último año a mi vida y ahí, querid@s mí@s, vosotr@s tenéis mucho que ver.

En 2014, por fin, me decidí a abrir este blog que, por diversos motivos había ido postponiendo. Sé que me queda mucho por mejorar y mucho por aprender, pero cuando echo la vista atrás y veo lo que he aprendido, la cantidad de gente maravillosa que me ha permitido conocer, parece que en vez de siete meses haga toda una eternidad!!!!! No puedo continuar sin agradeceros a cada uno de vosotr@s vuestro apoyo y vuestro cariño: los que me conocéis y me queréis, por estar siempre ahí y, las nuevas incorporaciones, los que me acabáis de conocer, sed bienvenidos y mil gracias por permitirme llegar a vosotr@s.

En este 2015 seguiré aprendiendo y compartiendo con vosotr@s, así que, si me lo permitís, seguiré colándome en vuestras cocinas y, os seguiré invitando a que entréis en la mía. De momento, os voy a dejar con estos roscos de anís, receta tradicional navideña del genial Luís Olmedo. Vamos allá...



Ingredientes:

600 gr. de harina de repostería

200 gr. de manteca de cerdo derretida y enfriada

100 gr. de anís

90 gr. de azúcar

100 gr. de aceite de oliva suave

Ralladura de un limón (solo la parte amarilla)

20 gr. de anís en grano

Azúcar para rebozar los roscos

Elaboración:

1) Derretimos la manteca en el micro y la dejamos enfriar.

2) Le añadimos el aceite, el azúcar, la ralladura, el anís en grano y el anís líquido. Mezclamos bien.

3) Añadimos la harina poco a poco hasta formar una bola que no se pegue a las manos.

4) Extendemos la masa entre dos papeles de horno dejando un grosor de 1-1,5 cm. Guardamos en la nevera, al menos, una hora.

5) Precalentamos el horno a 170º.

6) Cortamos los roscos, para ello yo he utilizado un  cortador de 7cm. y otro, de 3cm.

7) Horneamos durante 20- 25 minutos, dependiendo del horno y el tamaño de las piezas. Tienen que estar un poco doradas, pero no mucho, si no, amargan.

8) Sacamos del horno y dejamos templar sin tocarlos. Cuando estén templados, rebozamos en azúcar.
Aguantan guardados en un recipiente cerrado varias semanas, pero no creo que os duren tanto...

Un besazo enorme y Feliz Año 2015!!!!! Os espero por aquí el año que viene.




Sandra

5 comentarios:

  1. hola quiero saber que se puede hacer cuando piden manteca de cerdo y no hay en este país con que la puedo sustituir...Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lourdes!!!
      Podrías probar con mantequilla, el sabor será diferente ya que la manteca solo aporta grasa, casi no se nota el sabor. La mantequilla, en cambio tiene un gusto más característico pero eso no tiene por qué ser malo. Si lo pruebas, me cuentas por favor. Besos!!!!

      Eliminar
    2. Hola Lourdes!!!
      Podrías probar con mantequilla, el sabor será diferente ya que la manteca solo aporta grasa, casi no se nota el sabor. La mantequilla, en cambio tiene un gusto más característico pero eso no tiene por qué ser malo. Si lo pruebas, me cuentas por favor. Besos!!!!

      Eliminar
    3. mil millones de gracias, en cuanto la pruebe te aviso¡¡¡

      Eliminar