lunes, 28 de marzo de 2016

Tarta de chocolate con Kinder Bueno

Llevo algún tiempo viendo en las RRSS tartas decoradas así y no me he podido resistir, en especial viendo las de la página de IG de Marina de Praliné Bakery Café
Ya sabéis mi debilidad por los drip cakes  (esas tartas a las que parece que se les haya derramado chocolate por encima), si encima van coronadas con Kinder Bueno, ¿qué os voy a decir...?
 Y es que esto de la tecnología es una fuente de inspiración inagotable, aunque dejadme que os confiese, creo que, a menudo, me queda un poco grande. En especial en lo que se refiere a la comunicación interpersonal con programas como Whatsapp, por ejemplo. Hace algunos meses, mis hijos me dijeron muy serios que era una borde. ¡Yo! Que soy todo amor ;) Cuando les pregunté el porqué, me dijeron que siempre les contestaba con un "ok" a sus mensajes.¡ Pues claro! Si estás de acuerdo con algo, contestas "ok", ¿no? Pues no. Aparentemente ese ok es maleducado, se tiene que contestar algo como "okis", "valee"... Me lo apunto, lección aprendida...
Días más tarde, me comentaron que era un poco friki por utilizar tanto emoticono. Sinceramente, eso no lo he cambiado (me encantan los emoticonos y ser friki...). El colmo vino cuando en una clase de bachillerato, mis alumnos me comentaban que dependiendo de lo que contestaras en una conversación, ellos entendían que ya no querías seguir hablando, por ejemplo, si alguien contesta "jajaja", ellos ya no siguen con la conversación. Ahora sí que ya no entiendo nada, ¿"jajaja" no se utiliza para mostrar que algo te hace gracia? Pues se ve que no... Sinceramente, me he dado cuenta de que esto es demasiado para mí... Estoy fuera de onda, pero por mucho... 
¿Qué queréis que os diga? Voy a seguir investigando sobre esto de la comunicación por mensaje, pero pido disculpas por adelantado, no es que sea borde, ni friki, ni nada por el estilo (o sí...) Es que soy ignorante. Así que os dejo con la receta y me voy a seguir investigando y desde aquí insto a alguien a que haga una normativa de mensajes, a ver si me aclaro.




Ingredientes:
(para el bizcocho)
250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
220 gr. de azúcar moreno
180 gr. de azúcar blanco
4 huevos
2 cucharadas de extracto de vainilla
125 gr. de chocolate de cobertura derretido y templado
260 gr. harina
40 gr. de cacao en polvo (tipo Valor)
1 cucharadita de café instantáneo
1/4 de cucharadita de levadura  1 cucharadita de bicarbonato sódico
1/4 de cucharadita de sal 250 ml. de buttermilk (240 ml. de leche + 10 ml. de zumo de limón, lo debemos preparar unos minutos antes, cuando tenga el aspecto de cortado, estará listo)

(para la cobertura y el relleno)

120 gr. de claras
240 de azúcar blanco
500 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
100 gr. de chocolate blanco
100 gr de chocolate negro + 50 gr. de mantequilla para el drip
Kinder Bueno para el relleno y el exterior.

Elaboración:

1) Precalentamos el horno a 180º y engrasamos el molde (en mi caso, 2 moldes altos de 15 cm.)

2) Preparamos el buttermilk. Mientras se corta, batimos la mantequilla junto con los dos tipos de azúcar hasta que quede cremosa.

3) Añadimos la vainilla y el café. Cuando esté integrado, añadimos el chocolate deshecho y templado.

4) Vertemos el buttermilk, alternándolo con la harina, el bicarbonato, la levadura y la sal tamizados. Empezamos con la mezcla de la harina, seguimos con la mitad de buttermilk, más harina, el resto del buttermilk y el resto de la harina. Integramos bien.

5) Ponemos en los moldes y horneamos durante 45 minutos o hasta que estén hechos.

6) Dejamos enfriar sobre una rejilla. Es recomendable esperar al día siguiente para cortarlo o se puede romper.

Montaje:

1) Cortamos el bizcocho en capas.

2) Hacemos el relleno como os explico aquí. Tened en cuenta que para esta tarta, he doblado cantidades con respecto al enlace que os he dejado y, en vez de aromatizar con crema de naranja, le he puesto dos cucharadas colmadas de Nutella.

3) Intercalamos capas de bizcocho con capas de crema, en cada capa de crema, añadimos unos trozos de Kinder Bueno.

4) Cubrimos y decoramos al gusto. Para hacer el efecto drip, he fundido el chocolate negro y la mantequilla y lo he puesto por encima de la tarta cubierta y bien fría, si tenéis un biberón de cocina, os puede venir bien. Luego he hecho unos rosetones de crema de la del relleno y la cobertura y he colocado unos mini Kinder Bueno. 

¿No me diréis que no queda chula? Pues además está buenísima, ahora eso sí, no es de dieta precisamente... Nos vemos en unos días, me voy a investigar el asunto de los mensajes, a ver qué aprendo... Besos.




Sandra

2 comentarios:

  1. Hola! Te ha quedado divina! Estamos deseando probarla! Besis

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué buena pinta!
    Sé de un adicto al chocolate al que le encantaría que te la copiara. Si lo hago, ya te contaré.
    ¡Felicidades de parte de los Cíclopes!

    ResponderEliminar